Se traga toda la leche entera y hasta se relame los labios de lo mucho que le gusta comerse a mis hijitos a la perra.


Click to Download this video!
Descripción

Siempre que la quiero preñar en su panochita deliciosa la vieja me dice, me ruega “espérame papi, espérame” y se voltea de repente para ponerme la carita enfrente de mi verga para que la acabe bañándome con mi lechada o, mejor aún, para que ella se prenda de mi verga como niño africano hambriento para sacarle toda la lechita de macho y poder beberse mi elíxir de hombre y saboreárselo como si fuera el manjar más exquisito que alguna vez hayan probado sus delicados y suaves labios rojos. He intentado ignorarla y meterle los mecos en el chocho, pero no puedo resistirme a las ganas incontenibles de la perra por comer verga.


Online porn video at mobile phone