Me prendía un chingo verla estremecerse mientras se asfixiaba intentando meterse todo mi camote en su boquita de bebita mamadora.


Click to Download this video!
Descripción

La pobrecita tragona nomás abría sus ojos bien grandote mientras mi chorizo se abría paso en su boquita hasta llegar al fondo de su garganta. Aunque hacía gestos y escuchaba cómo se asfixiaba, esforzándose por respirar mientras los vellitos de mi pelvis se le metían en la nariz, me iba excitando cada vez más e intentaba seguir empujando como si quisiera que no sólo le entrara mi vergota, sino hasta mis huevos en la garganta a la putona. Pese a que hasta sudaba del esfuerzo la golosa, apenas hacía un gesto de sacarle la reata de la boca, ella nomás tomaba aire, se aclaraba la garganta y se lanzaba como desesperada a seguir mamando su biberón como una bebita hambrienta de leche calientita y recién ordeñada.


Online porn video at mobile phone