La tetona de mi cuñadita necesitaba urgente una feria y aproveché para probar el caramelito de canela que se come mi hermano.


Click to Download this video!
18:48Redtube
Descripción

El mero día que nos la presentó, la vieja hizo que se me pusiera bien tiesa la reata. Se veía bien sabrosa con ese escote que dejaba ver sus tetas morenas y su falda que marcaba deliciosamente sus nalgotas redonditas y firmes en las que no podía dejar de imaginarme estrellando mis huevitos hasta dejárselos bien pringados de leche. Eventualmente se casaron y la vieja nunca me dio señales de que hubiera chance de cogerla, pero las ganas de comérmela nunca se me fueron. Pero hace dos meses corrieron a mi carnal de la chamba y se quedaron sin lana, así que vino la putona a verme a mi cantón y me dijo “no soy pendeja y desde hace años sé lo que quieres. Voy a dártelo, pero dime que me puedes dar a cambio”. Era imposible dejar pasar tremendo ofertón.


Online porn video at mobile phone